Tartar de salmón

2019-01-03T13:58:27+00:0016 octubre, 2018|Categorías: Comidas, Ensaladas|Etiquetas: |Sin comentarios

Preparar un tartar de salmón es rápido y fácil, no requiere cocinar y nos puede servir como aperitivo, para una cena sana y ligera o un elegante primer plato.

Cuando escuchamos tartar, instintivamente nos viene a la cabeza pescado crudo, lo cual nos puede echar un poco para atrás, pero piensa, ¿cuántas veces comes salmón sin que ni siquiera te des cuenta que estás comiendo pescado?

Anímate y disfruta con esta receta fácil de preparar que te encantará.

DIFICULTAD

Fácil

TIEMPO DE PREPARACIÓN

Unos 20 minutos

INGREDIENTES PARA DOS PERSONAS

  • 250-300 gr de Salmón
  • 1 aguacate
  • 2-3 pepinillos medianos
  • 1 cucharada de mostaza
  • 1/2 cebolleta dulce
  • Salsa de soja sin gluten (un chorrito)
  • Ralladura de limón
  • Semillas de sésamo

Estas cantidades son orientativas, depende del gusto de cada uno.

Es una receta que no lleva sal porque el sabor ya se lo da la salsa de soja, y tampoco le echamos aceite porque todo el que necesita se lo aporta el aguacate.

¡OJO!

La receta original es con salsa perrins, pero tiene cebada, así que la sustituimos por salsa de soja

Tambien hay que tener cuidado con las semillas de sésamo, si son tostadas llevan gluten, así que mira bien la etiqueta antes de comprarlas.

MODO DE PREPARACIÓN

Los ingredientes al gusto de cada uno, no lleva sal por la salsa de soja y no lleva aceite por el aguacate.

Lo primero que tenemos que hacer es limpiar bien el salmón para que no tenga ninguna espina y una vez que lo tenemos limpio lo cortamos en daditos de más menos un centímetro cuadrado.

Cortamos la cebolleta, si podemos aprovechar el tallo lo aprovechamos, si no, cortamos únicamente la parte de la cebolleta. La cortamos en daditos, un poco más pequeños que los de salmón, más o menos de medio centímetro.

Los pepinillos los cortamos más o menos de la medida de la cebolleta, y añadimos la cucharadita de mostaza y un chorrito o dos de salsa de soja (sin gluten).

Una vez lo tengamos todo en el bol, lo mezclamos y lo metemos en la nevera a enfriar. Mientras, vamos pelando el aguacate.

Una vez le hemos quitado la cáscara, lo partimos en cubos más o menos de un centímetro cuadrado, y lo añadimos al bol que teníamos en la nevera enfriando.

Lo removemos todo y le añadimos la ralladura de un limón y la mitad de un limón exprimido, pero no demasiado si no queremos que el sabor del limón tape el del resto de los ingredientes, y para que el aguacate no se oxide.

Si tenemos un aro de acero, lo utilizamos a la hora de emplatar para conseguir la forma circular que aparece en la foto.

Finalmente le echamos por encima las semillas de sésamo para decorar un poquito.

Deja tu comentario