Lasaña sin gluten de carne y zanahoria

2019-01-03T13:57:25+00:0011 noviembre, 2018|Categorías: Comidas, Pastas|Etiquetas: |Sin comentarios

La lasaña es una de esas recetas con las que siempre aciertas. Su ingrediente base es la pasta, que podemos rellenar con multitud de ingredientes: carne, verduras, marisco, setas… por lo que además de tener una gran variedad donde elegir, podemos amoldarnos al gusto de todos.

Es un plato fácil de preparar pero algo entretenido, aunque si te gusta la pasta no te podrás resistir a una buena lasaña.

Yo me he decantado por una lasaña de carne y zanahorias, pero esta receta admite cualquier verdura para que esté la carne más jugosa: calabacín, cebolla, berenjena…

DIFICULTAD

Media

TIEMPO DE PREPARACIÓN

Unos 30 minutos de preparación más otros 30 minutos en el horno.

INGREDIENTES PARA DOS PERSONAS

  • 4 láminas de lasaña sin gluten. Yo suelo comprarla en el Mercadona, funciona muy bien y tienen buen manejo.
  • 4-5 zanahorias
  • 2 cartones de bechamel sin gluten. Al igual que las láminas de lasaña, la de marca Hacendado me gusta bastante.
  • Queso para gratinar
  • 400 gr de carne picada
  • Tomate frito
  • Vino (blanco o tinto, al gusto)
  • Sal
  • Aceite

UN TRUCO

Lo primero que tenemos que hacer es hidratar las láminas de la lasaña. Las láminas sin gluten son un poco más sensibles y al cocerlas se rompen fácilmente y se pegan entre ellas. Te cuento un truco para que esto no te pase:

Las ponemos en un recipiente de horno lo suficientemente grande para que entren sin problemas.

Para que nos se peguen, ponemos una lámina de lasaña, le echamos agua bien calentita del grifo y luego la cubrimos con una lámina de film transparente para separarla de la siguiente.

Y así vamos haciendo con todas las láminas que vayamos a utilizar, las vamos intercalando con film transparente.

Es decir, ponemos una lámina de lasaña, le echamos agua calentita y la cubrimos de film transparente. Encima ponemos otra lámina de lasaña, le volvemos a echar agua y la cubrimos con film transparente. Y hacemos lo mismo con las cuatro láminas que tenemos.

El truco consiste en poner todas las láminas de lasaña que vayamos a utilizar separadas con film y bien mojadas en agua caliente.

Mientras vamos preparando el relleno de la lasaña, las láminas se van hidratando. Así cuando acabemos podremos directamente montar nuestra lasaña sin necesidad de cocer las láminas.

CÓMO HACER LASAÑA DE CARNE Y ZANAHORIAS

Pelamos y cortamos la zanahoria y la cebolleta en cuadraditos pequeños. Echamos un chorrito de aceite en la sartén y añadimos primero la zanahoria y la vamos pochando hasta que se vaya ablandando un poquito y salpimentamos. Cuando ya esté, echamos la cebolleta para que se sofría todo y se poche.

Si vemos que a la zanahoria le cuesta ponerse blandita y tenemos un poquito de caldo de pollo o de carne en la nevera, le podemos echar un poquito para ayudar a que se reblandezca.

Cuando ya tengamos la zanahoria en el punto preciso, echamos la carne y la sofreímos con todo.

A mí me gusta añadir un chorrito de vino (tinto o blanco, al gusto) cuando la carne esté bien hecha.

Dejamos que se consuma el alcohol (más o menos un par de minutos), le añadimos el tomate y lo mezclamos todo.

Cuando veamos que se ha reducido la salsa, empezamos a montar la lasaña. Aquí tenemos varias opciones:

Podemos poner una lámina de lasaña, un poco de bechamel y la carne. O bien podemos poner una lámina de lasaña, y la carne, sin bechamel.

A mí me gusta sin bechamel, por lo que alternamos lámina de lasaña y carne con los pisos que queramos y terminamos con lámina de lasaña. Para finalizar, le echamos por encima queso para gratinar.

Precalentamos el horno a 220ºC. Metemos nuestra lasaña unos 25 minutos. Los primeros 20 minutos a media altura y los últimos 5 minutos lo ponemos a gratinar en el grill, siempre vigilándolo. La tostamos al gusto.

Deja tu comentario